Si estás pensando en comprar una casa o en reformarla, seguro que una de las dudas que te asaltan es acerca de qué tipo de tabique utilizar. En este post quiero presentarte una alternativa a la tabiquería de yeso laminado, me refiero a la tabiquería realizada con paneles  de fibra-yeso.

¿En qué se diferencian los paneles de yeso laminado de los de fibra-yeso? Los paneles de yeso laminado están formados por un alma de yeso unida en sus dos caras exteriores a láminas de celulosa. Los paneles de fibra-yeso, como los de Fermacell, sin embargo, se fabrican como placas homogéneas de yeso combinado con fibras de celulosa reciclada, lo que les confiere una alta resistencia y densidad en todo su conjunto.

En cuanto a las prestaciones, hay grandes ventajas en los paneles de fibra-yeso. Te las resumo en cinco puntos:

1.       Solidez, estabilidad y ahorro de espacio. Los paneles de fibra-yeso son bastante más densos que los de yeso laminado (14kg/m2 frente a 9kg/m2), lo que los hace muy resistente a los impactos, y sobre todo tienen la capacidad de soportar hasta 50kg por taco. En un tabique de yeso laminado, para poder soportar 30kg por metro lineal necesitas, al menos, dos tacos; mientras que en el de fibra-yeso puedes cargar 100 kg por metro lineal. Con este tipo de placa todos los problemas para colgar muebles, estanterías, etc., desaparecen. Ya no tendrás que tener previsto el punto exacto de cada mueble, sino que podrás decorar tu casa sin limitaciones. Además su mayor densidad permite conseguir mejores resultados con un solo panel de 12,5mm de fibra-yeso que con un doble panel de 15mm de yeso laminado.

2.       Rapidez de ejecución y cuidado del medio ambiente. La tabiquería ligera tiene una gran ventaja respecto a la tabiquería de ladrillo en cuanto al tiempo de montaje y a la limpieza de la obra. Los tabiques se levantan mucho más rápido, no hay que esperar tiempos de secado, ni hay que revestirlas de cemento o yeso para conseguir que queden lisas para pintarlas. Además, los paneles de fibra-yeso son un sistema mucho más eficiente y respetuoso con el medio ambiente, pues sólo utilizan elementos naturales, inodoros y transpirables, y se reduce muchísimo el gasto de agua.

3.       Aislamiento acústico. La mayor densidad de los paneles de fibra-yeso, en combinación con la ventaja de poder incorporar materiales aislantes en el interior de la tabiquería, lo convierte en la solución con mejor aislamiento acústico para tu casa. Se alcanzan los 56dBA de aislamiento con una sola placa por cada lado, mientras con la placa de yeso laminado se alcanzarían los 53dBA pero usando doble placa por cada lado, y el tabique de ladrillo sólo consigue aislar 40dBA. Hay que tener además en consideración, el hecho de que en la tabiquería tradicional de fábrica de ladrillo se crean puentes acústicos, por los que atraviesa el sonido, al hacer rozas para el paso de canalizaciones o cableados, cosa que no sucede en los tabiques de fibra-yeso, puesto que las instalaciones se colocan entre las dos placas previamente. Del mismo modo, en las zonas donde se han hecho rozas en los tabiques de ladrillo, es frecuente que aparezcan fisuras o grietas dado que para hacer las rozas hay que romper las paredes de ladrillo debilitándolas por todos los sitios por donde pasen.

Tanto en tu vivienda como en tu oficina o local, olvídate de escuchar conversaciones y ruidos de fondo innecesarios.

4.       Planeidad de las superficies. La planeidad que se consigue en los tabiques construidos con los paneles de fibra-yeso no tiene comparación con los tradicionales de ladrillo, los cuales después de levantarlos ladrillo a ladrillo, hay que enlucirlos con yeso de forma manual y artesanal.

5.       Óptimo comportamiento ante el fuego. Los paneles de fibra-yeso tienen una alta incombustibilidad, resistiendo frente al fuego 60 minutos con una única placa. Esta característica los convierte en idóneos para usar en hoteles, oficinas, comercios, donde la resistencia al fuego es una propiedad fundamental para la seguridad de tus clientes.

6.       Versatilidad de la placa. Una misma placa de fibra-yeso consigue un comportamiento óptimo frente al fuego, al impacto, al aislamiento y a la humedad. Seguro que has visto placas de yeso laminado de distintos colores, lo que hace referencia a características especiales de cada placa (verde para la humedad, rosa para el fuego, etc.). Los paneles de fibra-yeso de Fermacell cubren todas las necesidades sin tener que elegir en cada caso una placa distinta, lo que simplifica su colocación.

Espero haberos ayudado a conocer mejor este producto de grandes prestaciones que va ayudarte a que tu casa tenga el máximo confort. ¡No dudes en comprobarlo por ti mismo!

El tabique ideal para tu hogar
5 (100%) 1 vote