La construcción modular permite construir una vivienda con un precio cerrado y en los plazos establecidos desde el principio del proyecto.

¿Parece imposible verdad?

Todos los que alguna vez en nuestra vida hemos pasado por el apasionante momento de desarrollar una obra, o construir una vivienda tenemos asumido dos cosas claras:

  • El presupuesto inicial siempre se verá incrementado en el transcurso de la obra.
  • Los plazos de ejecución siempre se alargarán con respecto a lo establecido inicialmente.

¿Pero realmente tiene que ser así?  ¿nos tenemos que resignar?

Sin duda una gran cantidad de proyectos no se llevan a cabo por el miedo a los inconvenientes que nos supone pasar por una obra.

También las incertidumbres de cuánto tiempo realmente durará la obra, y si el presupuesto inicial será el que realmente sea el definitivo o se incrementará mucho.

Todas estas cosas hacen que muchos clientes, no lleven a cabo sus reformas en sus viviendas, o no se atrevan a construir esa vivienda con la que siempre soñaron, y así evitar pasar por esas circunstancias.

Afortunadamente, a día de hoy existe un método constructivo que por primera vez en la historia garantiza dos cosas: que se pueda construir una vivienda con un precio cerrado y en los plazos establecidos.

Por tanto los costes y los presupuestos serán inamovibles desde el principio de la obra, sin sorpresas inesperadas, y los plazos de ejecución se respetarán desde la firma del contrato. Y para que esto sea así, se garantiza por escrito.

Este método constructivo es la construcción industrializada o modular.

Por tanto, la construcción de viviendas industrializada o modular, permite construir viviendas garantizando los costes desde el principio de la obra y los plazos de ejecución.

De tal forma que las viviendas se construyen en las fábricas alejadas del lugar de implantación y una vez construidas, se transportan a las parcelas.

Allí con potentes grúas y camiones se implantan en la parcela en la que previamente se ha ejecutado la cimentación y preparado para la adecuación de la vivienda.

Una vez instalada la casa en la parcela, solo nos quedarán algunos remates y la conexión de las instalaciones de la vivienda a los suministros generales.

¿Parece imposible verdad?

Pues esto a día de hoy es una realidad que mucha gente desconoce y que además de muchas otras ventajas, garantiza que el precio inicial y el plazo de ejecución planteado al principio de la obra de cumplen.

Mucho más cómodo

Además, este modelo constructivo es mucho menos molesto para el autopromotor, ya que no sufrirá la construcción en su propia parcela, ésta se hará en la fábrica y sólo tendrá que preocuparse de amueblarla y personalizara a su gusto. Este tipo de viviendas vienen completamente terminadas con los sanitarios y equipamiento en los baños, muebles y electrodomésticos en cocina, carpintería interior y exterior de la mejor calidad, sistemas de calefacción y confort como el suelo radiante y refrescante para toda la vivienda mediante aerotermia.

Son viviendas llave en mano

Si quieres tener una vivienda a tu gusto y garantizar los plazos de ejecución y los costes de la obra, te recomendamos que optes por el modelo de construcción industrializada.

En Atlántida HOMES te asesoramos en todo el proceso, tenemos estudio de arquitectura propio y podemos diseñar tu vivienda a tu gusto. Pero además también somos fabricantes, ya que tenemos una fábrica en Toledo donde construimos nuestras viviendas.

Si no quieres sobresaltos en tu proyecto, y quieres tener la garantía de que estás en buenas manos, confía en Atlántida HOMES. Grupo RIOFRÍO

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */