No, no es visible. Empotramos la estructura en el cerramiento y tabiquería evitando las molestas mochetas que nos impiden aprovechar y amueblar correctamente los espacios. Esta es una de las ventajas de las casas prefabricadas con pilares de acero.